Redes sociales, información y jardinería. ¿Realidad o bulos?

Las redes sociales están presentes en nuestra vida cotidiana ya desde hace unos años.

Con la aparición de Internet una gran cantidad de información se puso a nuestro alcance, hoy en día creemos que toda, aunque si bien es cierto que mucha de la que leemos es verdadera, la gran mayoría de la existente o no es cierta o está sujeta a matices.

Las redes como Facebook, Twitter o LinkedIn, entre otras, se han convertido, a posteriori, también como medios de comunicación que han condicionado la forma de compartir información de todo tipo.

El problema pasa por la poca habilidad para desacreditar una mentira, que por simple inercia, la aceptamos ya solo por el hecho que aparezca en nuestro teléfono u ordenador bajo el formato de un aparente serio artículo de opinión o, en muchos casos, simplemente porque viene en la propia red de la mano de un amigo o conocido.

Estas plataformas han impuesto como una nueva forma de relacionarse y también como una gran herramienta útil en muchas circunstancias, siendo utilizada para difundir información de áreas como la política, los negocios, los deportes o en nuestro caso sobre jardinería

En los últimos días circula por las redes sociales una exageración de las propiedades tóxicas de una planta ornamental llamada Dieffenbachia, muy habitual en nuestros hogares, calificándola como MORTAL. Una circunstancia que viene ya de años atrás pero que de la mano de Facebook y Twitter se ha hecho viral.

Realidad o bulo
Realidad o bulo

Si bien es cierto que no es inocua, como muchas otras especies vegetales de la naturaleza, presentan ciertos compuestos que generan cierta toxicidad.

En concreto, los síntomas que se presentan, en perros principalmente (con evidente riesgo para los niños pequeños, más sensibles que los adultos humanos), no pasan de vómitos, diarrea intensa y a menudo irritación severa de la mucosa bucal, muy rara vez cólicos y anecdóticos, para lo común de sus ingestas, los casos de dificultad para respirar o muerte.

En todos los casos dichas reacciones provienen de su consumo, nunca por contacto, y las reacciones son provocadas por el oxalato de calcio y el ácido oxálico que contiene la planta.

Existen otras plantas ricas en estos compuestos, en muchos casos comestibles, como son el ruibarbo, el kiwi, el agave, en menor medida las espinacas e incluso en hojas y tallos de la planta del tomate, especies muy presentes en nuestro entorno, pero que debido a la escasa presencia de estos compuestos no suponen ningún problema para nuestra salud.

Especies muy presentes en nuestro entorno

La Adelfa, la Hortensia, las Brugmansias y las Daturas, el Ricino, la Azucena, el Tejo y muchas otras  especies ornamentales de nuestro jardín contienen en sus hojas, flores, tallos y semillas productos activos tóxicos que en ingesta, en la mayor parte de los casos en gran cantidad, podrían causar daños desde leves a severos, aunque como hemos dicho, principalmente en animales, los cuales o bien por purgarse o bien por curiosidad tienden a ingerir.

contienen en sus hojas, flores, tallos y semillas productos activos tóxicos que en ingesta
contienen en sus hojas, flores, tallos y semillas productos activos tóxicos que en ingesta

Así que amig@s de la jardinería analicemos las fuentes de origen, contrastemos, no fomentemos informaciones falsas y, en caso de duda, ASESORAROS CON UN EXPERTO.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s